Inicio » Santuario » Templo » Nuestro Santuario

Nuestro Santuario



Para los Salesianos la "devoción a María Auxiliadora" es un legado espiritual que Don Bosco les ha dejado para difundirlo por todo el mundo, y junto el amor a Jesús en la Eucaristía siguen siendo los dos pilares sobre los cuales pivota la Familia Salesiana en su misión evangelizadora y educativa.

D. Egidio Viganó, fue, últimamente, el gran impulsor de dicha devoción, convencido de que su relanzamiento renovaría a toda la Familia Salesiana de Don Bosco. Así promovió la implantación de "una sede en el principal templo mariano de cada Inspectoría del mundo".

Por eso, teniendo en cuenta la historia del templo de María Auxiliadora de la Ronda de Atocha, la irradiación que desde el principio del siglo XX ha tenido lugar a su alrededor, la centralidad geográfica respecto a la Inspectoría y la propia Nación "fue declarado Santuario de María Auxiliadora" este templo de la Ronda de Atocha, por el Provincial Salesiano de Madrid D. Cosme Robredo, el 5 de junio de 1982.

El Centenario Salesiano de 1988, con motivo de la muerte de Don Bosco, pretendió comprometer a toda la Familia Salesiana para dar a esta devoción de la Virgen "un nuevo empuje con un talante renovado y hacer de ella una devoción tamibén de juventudes, de pueblo cristiano y de unos tiempos difíciles, como pueden ser éstos".