Inicio » Santuario » Imagenes » Virgen de la calle

Virgen de la calle



Preside la entrada del Santuario en lo alto sobre una terraza balcón, al aire libre, esta escultura pétrea de María Auxiliadora, de un factura fesca y elegante, de rostro amable y dulce, que con el Niño en brazos dirige su mirada bondadosa, desde lo alto, a cuantos cruzan la plataforma de entrada al templo.

Durante la Guerra Civil fue acribillada e intentaron en vano derribarla, pero no lograron moverla de su sitio, y permanecio allí hasta los años 50.

La estatua, de autor desconocido, que campeaba en la hornacina que culminaba en la fachada principal del antiguo templo de María Auxiliadora y que daba a la Ronda de Atocha, hoy lo hace, luminosa y protectora, desde lo alta de la entra al templo. Restaurada en 2005, ha adquirido su verdadero valor en los detalles de manos, vestidos y corona, realzando su expresión de dulzura maternal.